Previous
Next

Invertir para alquilar

Seguro que esta historia os suena: una vivienda familiar queda vacía y te toca decidir que hacer con ella. Puedes desentenderte, vivir en ella, venderla o alquilarla.

Santi tomó la decisión de alquilarla, pero quería hacerlo bien, quería que fuera el hogar de una familia como lo fue para el. Me llamó y aquí empieza la segunda parte de esta historia.

Cliente:  Particular
Diseño Interior
Situación: Barrio de las Fuentes, Zaragoza
Fecha: Noviembre 2020
Espacio: 60,48 M2

A la hora de alquilar una vivienda hay dos espacios decisivos para el inquilino: la cocina y el baño. En este piso reformamos los dos espacios con un presupuesto ajustado: renovamos azulejos, mejoramos la distribución y colocamos todo nuevo. ¿Hay algo mejor que estrenar?

 Pero, ¿cómo diseñar algo sin saber para quién es? Decidimos potenciar lo mejor de la casa, la luz, así que apostamos por el blanco y otros colores neutros.  También destacamos los dormitorios creando ambientes relajados que invitasen a quedarse. En el dormitorio principal nos decantamos por el azul, color predilecto para la mayoría.

En el dormitorio secundario decidimos recrear una habitación infantil ya que por la tipología de piso y ubicación las probabilidades de que los inquilinos fueran una pareja joven con un hijo eran altas.

 Además de todas estás mejoras no podemos olvidar otras menos vistosas pero igual de importantes: se cambiaron las ventanas para mejorar la eficiencia energética, las puertas nuevas ayudan a renovar e iluminar el espacio ya que conservamos el terrazo (perfecto para alquilar por su dureza) y cambiamos el termo para adecuarlo a 2-3 personas.

No podemos estar más contentos con los resultados, ¡se ha alquilado en menos de 24h!

Reforma Felipe Decoración
Encimera cocina de Silestone White Storm
Sofá, sillón y sillas de Sklum
Mobiliario infantil Muebles Lufe
Ropa de cama y cojines D’Orte
Láminas Desenio y Artesta
Accesorios de Somos Vértices