Diapositiva anterior
Diapositiva siguiente

Inmarcesible, que no se marchita

Los propietarios de este espectacular edificio querían actualizar el hall de entrada pero tenían una premisa muy especial: conservar la piedra y el granito que revisten suelo y paredes. Esta piedra natural dota al espacio de un carácter personal que no se marchita con el paso del tiempo.

Nuestro reto fue crear un espacio icónico en armonía con la piedra.

Cliente:  Centro Empresarial de Aragón
Diseño Interior
Situación: Avda. Alcalde Gómez Laguna, 25. 50009 Zaragoza.
Fecha: Octubre 2023
Espacio: 70 m2

Nos enfrentamos a este proyecto con unos propietarios muy implicados que favorecen la toma de decisiones y profundizamos en el diseño de cada rincón.

Pero, ¿cómo se llevó a cabo el proyecto?

En primer lugar, en el desarrollo de la propuesta hemos tenido en cuenta dos perfiles de usuario. El primero, con unos recorridos rápidos, marcados y repetitivos; y el segundo mucho más lento, calmado y observador. Por ello, hemos creado una línea direccional en el techo muy marcada que guía directamente a este primer usuario dinámico hacia las plantas superiores.

Mientras, los espacios laterales toman un aspecto más relajado ocupando el espacio de recepción y la zona de espera.

También hemos actualizado los antiguos revestimientos de madera oscura por nuevos alistonados verticales de madera en dos tonalidades que refuerzan la altura del espacio y aportan luminosidad.

Por otro lado, el sistema de alumbrado ha sido renovado por iluminación LED de bajo consumo y ahorro energético aportando mayor claridad al ambiente.

Asimismo, se ha diseñado una nueva cristalera para dotar de mayor privacidad a la sala de control, incluyendo la naturaleza de marca que queda reflejada al otro lado en forma de chapas metálicas que componen un agradable jardín vertical sostenible compuesto en su mayor parte por musgo liofilizado.

Cabe destacar la presencia imponente del mostrador curvo que ha sido renovado para mejorar la ergonomía de los trabajadores y suavizar la imagen visual. Culmina esta recepción una piedra natural de tonalidades marrones que combina a la perfección con la nueva madera incorporada. Sin duda, un guiño al pasado de este espacio.

Si viéramos este espacio a vista de pájaro podríamos ver cómo el mostrador queda invertido al otro lado del camino suspendido con un sofá curvo, que amplia la zona de espera.

A modo de conclusión, solo podemos decir que estamos felices de haber podido integrar el pasado con el presente en perfecta armonía.

Carpintería de El estornino
Encimera mostrador de Fondoterra
Revestimientos metálicos de Talleres Marcuello
Jardín vertical de Viveros Sarto