De baño antiguo a luminoso sin obra.

Cuando llegamos a esta casa nos encontramos con un baño muy pequeño, con muchos años y con un estilo antiguo que no nos gustaba.

El espacio es pequeño en planta, pero tiene gran altura, no tiene falso techo, por lo que la única iluminación es el aplique del espejo. Pero tiene ventana, cosa que me encanta.

Se nota que los antiguos propietarios tomaron la decisión de cambiar la bañera por una ducha. Para ello tuvieron que sacrificar el tamaño de la ventana, colocaron una más pequeña para poder instalar una mampara de ducha.

Al cambiar la bañera por una ducha, conviven baldosas cerámicas “nuevas” neutras, de un marrón-grisáceo con un pequeño veteado, con “viejas” baldosas cuadradas de un color marrón-beige con efecto desgastado y algunas con motivos florales, seguro que las conocéis porque han convivido durante una época en todas las casas.

Fotografía ANTES

Esta unión de espacio pequeño, con ventana reducida, y tonos marrones creaban un efecto de poca iluminación e incluso un ambiente desagradable. Todo el mundo queremos un baño limpio y luminosos y éste era justo lo contrario.

Empezamos los cambios:

Una de las cosas que primero hicimos fue cambiar el aplique del espejo. Colocamos una luz LED blanca que además de ahorrar energía ilumina más.

Lo siguiente fue tomar la decisión de hacer una intervención rápida sin obras y con poca inversión hasta poder hacer una reforma ampliando este espacio y renovando tanto las instalaciones como los acabados.

Así que, ¡pintamos las baldosas viejas!

Decidimos pintar el baño de color blanco por dos motivos: tenía que combinar con las últimas baldosas que colocaron y queríamos ver un espacio amplio y limpio.

Pasos par pintar baldosas ó azulejos:

  1. Limpia bien todas las superficies y luego sécalas.
  2. Pon cinta de carrocero y tapa todo aquello que no quieras pintar.
  3. Da una capa de imprimación con un rodillo. Esta capa es la que permite que la nueva pintura se adhiera a las baldosas.
  4. Luego tienes que dar entre 2 y 3 capas de pintura especial para azulejos y zonas húmedas. Entre capa y capa tienes que dejar secar la pintura. Sigue las instrucciones del bote de pintura, ya que cada marca tiene unos tiempos de secado distintos.

El resultado:

Estoy contenta con el resultado, teniendo en cuenta que no somos profesionales y que es algo temporal. Da mucha luminosidad y parece más grande. Es increíble como la luz que entra por la ventana rebota en las paredes.

Fotografía Después.

Las únicas pegas que le veo son que al ser pintura sobre baldosa, si le das un golpe fuerte se cae, es como una piel que le has puesto. Por lo que si quieres pintar tus baldosas invierte en pintura de calidad.

Otra cosa que no me gusta es que no es una pintura libre de COV, pero tomamos la decisión de no quitar las baldosas y así no generar escombros.

Después y antes.

Con esto quiero decir, que si no te encanta tu baño, puedes darle un aire nuevo con poco presupuesto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.